laboursolidarity.org
Banner Ukraine Banner Ukraine
Trabajadores despedidos por Adidas rechazan una propuesta “injusta” de reintegración
Myanmar-Birmania

Trabajadores despedidos por Adidas rechazan una propuesta “injusta” de reintegración

  • Facebook
  • Twitter

Han Thit

Más de 20 trabajadores despedidos por protestar contra las condiciones de trabajo en una fábrica de Yangón [Rangún] se niegan a firmar un contrato para ser readmitidos y afirman que sus reivindicaciones para reparar las violaciones de sus derechos son ignoradas. Los directivos de una fábrica de ropa deportiva del municipio de Shwepyitha, en Yangón, les pidieron a más de 20 trabajadores que volvieran al trabajo a finales de diciembre. Habían sido despedidos dos meses antes por organizar y participar en una huelga.

El lunes era la fecha límite para que los trabajadores firmaran un nuevo contrato con la planta Myanmar Pou Chen, que fabrica zapatos para la marca mundial Adidas. Los trabajadores dijeron a Myanmar Now que rechazaban los términos de la propuesta, y que la consideraban “injusta y unilateral”, ya que exigía una renuncia a sus demandas anteriores de mejora de las condiciones de trabajo y el fin de todas las protestas. Más de 2.000 de los 7.800 trabajadores de Myanmar Pou Chen se declararon en huelga durante tres días a finales de octubre del año pasado, exigiendo cambios en el reglamento de la fábrica. Su reivindicación incluía también un aumento del salario mínimo diario [para pasar] de 4.800 kyats (2,14 euros) a 8.000 kyats (3,56 euros) para tener en cuenta la subida de los precios de los alimentos, sobre todo porque el precio del arroz se ha duplicado.

Sus reclamaciones fueron ignoradas y la huelga terminó con el despido de 26 trabajadores, entre ellos 16 miembros del sindicato de la fábrica que supuestamente dirigían la huelga. En otras plantas, una fábrica de Yangón y un proveedor de Adidas despidieron a casi 30 trabajadores por hacer huelga reclamando un aumento salarial. La fábrica de confección Myanmar Pou Chen despidió a los miembros del sindicato, acusados de organizar una huelga de 2.000 trabajadores.

El presidente del sindicato Myanmar Pou Chen, Phyo Thida Win, que se encuentra entre los trabajadores despedidos, dijo que la oferta de reincorporación no contemplaba las demandas originales de los trabajadores de pago de horas extraordinarias, días libres garantizados y objetivos de producción aceptables. [....]

"Nos pidieron que firmáramos un contrato que decía que estábamos satisfechos y que no negociaríamos más. No podemos aceptarlo", declaró a Myanmar Ahora. "No aceptaron ninguna de las condiciones que les propusimos. Es como si nos hicieran aceptar sus condiciones, así que no firmé y me fui".

Fue uno de los 17 empleados que rechazaron la oferta; los otros nueve aceptaron la indemnización antes de renunciar. Como las negociaciones con los funcionarios de la fábrica fracasaron de hecho, los trabajadores dijeron que, a continuación, presentarían sus demandas a Adidas. Phyo Thida Win agregó que los directivos en cuestión también se habían negado a permitir que el sindicato acudiera a un Comité de Coordinación Laboral (WCC, por sus siglas en inglés), para la resolución de problemas que, en teoría, debe garantizar una representación equitativa entre empleados y empleadores, pero que los dirigentes sindicales describieron como “notoriamente conocidos por trabajar a favor del empleador”. La junta [gobernante] exige que las quejas sean presentadas ante el WCC antes de que los conflictos puedan ser examinados por el Ministerio de Trabajo del régimen.

Poco después del golpe militar de febrero de 2021, ampliamente combatido por el movimiento sindical, la junta declaró ilegales los sindicatos y las organizaciones de defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras. […]

 

Artículo publicado originalmente en Mynmar Now

  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram