Red Internacional de Solidariedad y de Luchas


Domingo, 19 de noviembre de 2017

 
 

 

La crisis economica capitalista profundiza los ataques a las mujeres

Portada del sitio > Reflexiones y debates > Mujeres, derechos de las mujeres > La crisis economica capitalista profundiza (...)

Texto de la reunión internacional de la Red de 8 y 9 de junio 2015

Por esto luchamos:

  • ¡Abajo la tercerización, la precarización y la flexibilización! ¡Ningún derecho menos!
  • ¡Ningún pago de la deuda! ¡Investimentos de recursos públicos para aplicar las leyes de protección contra la violencia hecha a las mujeres!
  • Que las leyes de protección abarquen todo tipo de violencia contra las mujeres, incluyendo la violencia domestica.
  • ¡Salario igual por trabajo igual! Sabemos que las desigualdades salariales también se expresan con relación a los sectores productivos y de servicios con mayor composición femenina. ¡Luchemos por una igualdad salarial!
  • ¡Por guarderías públicas y de calidad para los hijos y las hijas de las trabajadoras e de los trabajadores!
  • ¡Por comedores y lavanderías públicos!
  • ¡Por la lucha contra el racismo, la LGBTfobia y la xenofobia! ¡Los mismos derechos para las mujeres inmigrantes!
  • ¡Contra el tráfico y explotación sexual, en especial las mujeres migrantes!
  • ¡Por la legalización del aborto en todos los países!
  • ¡Por la educación; por los contraceptivos para prevenir y por el aborto legal y seguro para no morir!
  • ¡Por la organización de secretarías de las mujeres en los sindicatos!
  • ¡Por campañas salariales con reivindicaciones especificas a las desmandas de las mujeres!
  • ¡Por la garantía y condiciones de participación de las mujeres en las actividades sindicales!
  • ¡Por campañas educativas contra el machismo realizadas por los sindicatos y los movimientos de lucha en contra de las opresiones!
  • ¡Contra la violencia ejercida contra las mujeres por disponer libremente de su cuerpo!
  • ¡Por la legalización del aborto!
  • ¡Para la igualdad entre mujeres y hombres desarrollemos y reforcemos un sindicalismo decididamente feminista!