Red Internacional de Solidariedad y de Luchas


Jueves, 15 de noviembre de 2018

 
 

 

Italia : ¡el 26 de octubre, huelga general!

Portada del sitio > Mociones > Italia : ¡el 26 de octubre, huelga general!

El 26 de octubre del 2018 CUB, SGB, SI COBAS, SLAI COBAS, USI AIT declaran la huelga general para reactivar el conflicto, defender las condiciones de los trabajadores contra el aumento de las desigualdades, luchar contra las políticas gubernamentales y de empleadores.

En Italia, las condiciones de vida de las clases trabajadoras durante años han empeorado considerablemente en términos de ingresos, y no sólo como resultado de la última crisis. Ha disminuido la protección social, como así también la estabilidad laboral y el poder de negociación de la clase obrera. La pobreza ha aumentado y se ha acrecentado la brecha entre ricos y pobres. Además, a diferencia de otros países capitalistas avanzados, en Italia no ha habido una recuperación real, con un PBI aún más bajo que los niveles anteriores a la crisis. La larga crisis económica que afecta sobre todo a los trabajadores, ha producido una ampliación en la brecha entre el centro-norte y el sur de Italia respectivamente, en términos de ingresos, empleo y asistencia social, y también ha ampliado las desigualdades territoriales. En el Sur, el desempleo es particularmente grave, pero sigue siendo alto también en el Norte, donde persiste la precariedad laboral y retributiva.

Los gobiernos sucesores a la crisis económica mencionada ut-supra, han eliminado todas las reglas que garantizaban los derechos adquiridos de los trabajadores, que habían conquistado durante arduas décadas de lucha, y consecuentemente han liberado el mercado laboral precarizando las condiciones de millones de trabajadores, especialmente los jóvenes, que ven un grave deterioro en comparación a las generaciones que los precedieron.

El nuevo gobierno "populista" no ha cambiado el contenido de las leyes de precarización laboral existentes. Para los desocupados y los sectores más vulnerables de la sociedad que siguen en constante aumento, el gobierno les está preparando un "reddito di cittadinanza", el cual se inspira en el alemán "Hartz 4", y excluye a los inmigrantes con menos de 10 años de residencia permanente en Italia. Han lanzado un "decreto de seguridad" que afecta y penaliza severamente los piquetes y las ocupaciones de las casas por necesidad, y suprime la protección humanitaria para los solicitantes de asilo político, aumentando así los inmigrantes ilegales obligados a trabajar informalmente, en condiciones esclavistas, en beneficio de la patronal, a quienes el Gobierno les promete recortes fiscales y una clara evasión de derechos de la misma índole.

Los sindicatos "oficiales" han renunciado durante años al uso del arma de la huelga, dejando en una situación de desamparo a los trabajadores que están sufriendo cada vez más ataques de jefes en el lugar de trabajo y, a menudo, caen en la trampa racista de ver al enemigo en los inmigrantes. En este contexto, la huelga general se está construyendo para poner a la clase trabajadora nuevamente en el centro de la atención, la cual tiene que volver a ser protagonista para el progreso social persiguiendo como objetivos primordiales: la lucha por los salarios; la reducción del horario de trabajo con igual remuneración para reducir el desempleo; la defensa del bienestar social; la democracia sindical contra el monopolio de los sindicatos afines al gobierno; la defensa del derecho de huelga; la igualdad de derechos civiles y sociales para los inmigrantes y la unidad de la clase trabajadora contra el racismo, la xenofobia, contra la guerra y las misiones militares.