Réseau Syndical International de Solidarité et de Luttes


vendredi, 23 juin 2017

 
 

 

HUELGA GENERAL : ¡El 28 de abril, vamos a parar Brasil !

Accueil > Union > HUELGA GENERAL : ¡El 28 de abril, vamos a (...)

Contra las reformas de Pensiones y Laborales y la tercerización ;
Por empleo y ningún derecho menos ;
¡Fuera Temer y todos los corruptos del Congreso !

Es hora de que todos se sumen a la construcción unitaria de la Huelga General, que va a ocurrir el próximo 28 de abril. Este llamado es, sin duda, una gran victoria de la clase trabajadora brasileña y también de nuestra Central que hace mucho tiempo viene defendiendo la necesidad y la posibilidad de parar el país contra los ataques del gobierno.

Nuestra insistencia en el llamado a la construcción unitaria de la Huelga General se ha basado en la comprensión de que existe una fuerte disposición de lucha e indignación de la clase trabajadora. Esto, frente al desempleo, el empeoramiento de las condiciones de vida, el aumento de la violencia que victimiza al pueblo pobre y negro de la periferia ; contra el mar de lama de la corrupción y la continuidad de la política de retirada de derechos, que ya venían ocurriendo en los gobiernos del PT, y que ahora se intensifica aún más con el actual gobierno de Temer (PMDB).

El día de Huelga General se dará en un escenario donde el gobierno tiene menos del 10% de popularidad y la crisis económica se profundiza aún más, al mismo tiempo que asistimos el avance de las denuncias de corrupción, con menciones de más de 10 gobernadores y centenas de parlamentarios en las investigaciones de la Lava Jato y en las delaciones de Odebrecht. A este cuadro se suma el explosivo y vergonzoso caso de la llamada operación “Carne Débil”. Indiferente a esta situación el gobierno Temer y el Congreso Nacional se atreven a seguir atacando a los trabajadores con la aprobación de la tercerización y la continuidad de la tramitación de las reformas de pensiones y laborales, aumentando aún más la indignación y disposición de lucha de los trabajadores y del pueblo pobre.

Al mismo tiempo, el Gobierno Temer perdió la disputa de la defensa de su Reforma de Pensiones frente a la población y presenta fisuras en su base en el congreso, en la medida en que no logró colocar para votación la Reforma de la Previdencia.

Todos nosotros debemos enfrentar el desafío de la realización de esta Huelga General apoyándonos en la experiencia de las huelgas y manifestaciones que ocurrieron durante todo el mes de marzo, actividades en las cuales nuestra Central estuvo activa e involucrada políticamente, demostrando nuestro acierto en insistir en la defensa de la unidad de acción en las calles y consecuentemente, en haber contribuido para la ampliación de la movilización de nuestra clase.

El día 8, Día Internacional de la Mujer Trabajadora fue uno de estos días que este año se extendió con inmensa fuerza en todas las partes del mundo y, consecuentemente, influenció acciones y manifestaciones que ocurrieron a partir de allí. También nos vamos alimentando de las huelgas y paralizaciones que ocurrieron el día 15, así como de las manifestaciones y acciones de los empleados públicos de las tres esferas, realizadas el día 28, así como las marchas y actos públicos que ocurrieron el último día 31.

A diferencia del fracaso del último intento de movilización realizada por organizaciones declaradamente de “derecha”, como la del último día 26 de marzo convocada por el MBL [Movimiento Brasil Libre ; n. de t.] para defender las reformas, vimos que, en las luchas de nuestra clase, que ocurrieron recientemente, estuvo presente una fuerte y amplia unidad de los trabajadores. Esta unidad, al construirse con la actualización de las formas y métodos de movilización de la clase obrera potencializaron las movilizaciones y aumentaron nuestra convicción de que la Huelga General es posible y su fuerza puede derrotar las reformas y colocar en jaque a este gobierno. Finalmente, es evidente que si estas reformas son aprobadas representarán un ataque brutal a nuestros derechos. ¡No vamos a aceptar esto ! Por eso, llegó la hora de asumir aún más esta tarea. Sabemos que la fuerza de la Huelga General puede derrotar las reformas e inclusive derrumbar el gobierno Temer. Para que esto ocurra, necesitamos apostar en la organización “por abajo”.

Desde ahora, además de las asambleas de categorías organizadas y de la unidad de acción entre las Centrales Sindicales, es necesario apostar en los ejemplos de disposición, organización y lucha del pueblo pobre y negro de la periferia ; así como buscar involucrar a las comisiones de fábrica, grupos de barrio, locales de trabajo y estudio y las organizaciones de pensionados y de lucha. De esta forma, ayudamos a que en cada uno de estos locales, se organicen “Comités de Lucha Contra las Reformas” y hagamos que estos se transformen en verdaderos “Comandos de Base de la Huelga General”.

Nuestras tareas no acaban el próximo día 28, por eso debemos empeñarnos en la construcción de un primero de mayo unitario y clasista y una agenda de acciones y actividades en los siguientes meses, dando continuidad a la lucha contra las reformas y contra el Gobierno.

Vamos a colocar en las calles la fuerza de nuestra lucha y “Parar Brasil”. De norte a sur, de este a oeste. Desde los obreros hasta los pequeños comerciantes, desde los empleados públicos hasta los trabajadores de las empresas privadas. Vamos a unir el campo, la ciudad, la juventud y todos los hombres y mujeres de nuestra clase y mostrar la fuerza que nosotros tenemos. Es necesario y posible luchar para que la huelga extrapole las categorías y haya una paralización general en la producción y en la circulación y comercialización de mercancías. Para que tengamos de hecho, una huelga activa y con amplia participación popular.

Durante este proceso de construcción y preparación de la Huelga General debemos ser vigilantes contra todo intento de negociación y traición, es decir, de entrega de derechos. En caso que ocurra, debemos denunciar y escrachar a cualquiera que intente traicionar nuestra lucha, ya sea un parlamentario o incluso sectores de la dirección del movimiento sindical.

Tampoco podemos aceptar que alguien venga a intentar desviar nuestras acciones y batallas para el camino de los “acuerdos electorales con la burguesía” o simplemente en defensa de Lula 2018. Estas propuestas no nos representan y dividen el movimiento, impidiendo la unidad necesaria para derrotar las reformas que incluso es capaz de derrumbar al gobierno.

Es posible y necesario que en esta lucha y en la acción directa podamos construir también una alternativa política y de clase contra la derecha tradicional representada por el PMDB/PSDB y otras variantes y contra el proyecto de conciliación de clases representado por el PT/PCdoB y sus aliados. Ninguno de estos dos proyectos representa los intereses de nuestra central y de la clase trabajadora. Esto nos plantea el desafío de construir un campo de clase independiente y un proyecto clasista : contra las reformas de las pensiones y laborales ; la tercerización ; por empleo y ningún derecho a menos ; para sacar a TEMER y todos(as) los(as) corruptos(as) del congreso ; y exigir castigo y confiscación de los bienes de todos(as) los(as) corruptos(as) y corruptores.

Vamos todos juntos, obreros, jóvenes, pueblos originarios, pensionados, empleados públicos, campesinos, movimientos de lucha contra las opresiones, de lucha por vivienda, desempleados, profesionales liberales, autónomos, ¡todos ! Es la hora de colocar en las calles la fuerza de nuestra lucha y para Brasil.

Es hora de la Huelga General. Vamos a para el País, de norte a sur, de este a oeste. Este es el camino. Esta es la tarea. Es así que nosotros, de la CSP-CONLUTAS, estaremos involucrados, junto con todo el pueblo trabajador, en la construcción de la Huelga General que realizaremos el próximo día 28 de abril.

¡28 de abril vamos a parar Brasil !

Resolución aprobada en la reunión de la Coordinación Nacional de la CSP-Conlutas el 09 de abril del 2017.