Red Internacional de Solidariedad y de Luchas


Viernes, 14 de diciembre de 2018

 
 

 

Alarmante situación de los sindicalistas en Irán

Portada del sitio > Internacional > Asia > Alarmante situación de los sindicalistas en (...)

Estimado Líder Supremo,

Las organizaciones de trabajadores abajo firmantes se dirigen a usted con el fin de llamar su atención sobre la alarmante situación de los sindicalistas en Irán.

Regularmente nos llegan noticias inquietantes de Irán. En estas últimas semanas las autoridades iraníes han puesto cada vez más su objetivo sobre el profesorado y los sindicalistas por haber organizado manifestaciones pacíficas contra el coste de la vida y los atrasos salariales.

Numerosos sindicalistas y docentes han sido acosados, arrestados, despedidos y encarcelados.

El último caso es el de la empresa azucarera Haft Tappeh, en la que ha tenido lugar una huelga de dos semanas para protestar contra el impago de salarios y las presuntas malversaciones en las que habrían incurrido algunos dirigentes de esta empresa.

El domingo 18 de noviembre 19 miembros de la asociación de representantes sindicales fueron arrestados, incluidos sus dos dirigentes, Esmaïl Bakhsi y Mohsen Armand, así como Sépideh Ghaliani, una periodista que cubría la huelga.

Otros militantes obreros han sido condenados y en ocasiones encarcelados. Es el caso de
Esmaïl Bakhshi, Ebrahim Madadi, Davood Razavi, Ali Nejati, Jafar Azim-Zadeh, así como de numerosos trabajadores en huelga. Han sido todos despedidos, encarcelados y acusados de “sabotaje económico”.

Según el Consejo de Coordinación del profesorado, desde el 11 de noviembre las autoridades han arrestado al menos a 12 profesores y habrían convocado e interrogado a otros 30. Hashem Khastar, un destacado miembro del sindicato de profesores en Mashhad, fue arrestado el 1 de noviembre y después retenido en un hospital psiquiátrico hasta el 19 de noviembre, cuando finalmente se le puso en libertad. Otros tres destacados miembros del sindicato de profesores están actualmente en prisión en Irán.

Otros profesores han sido arrestados y encarcelados. Algunos son “juzgados” de nuevo en prisión y condenados a sanciones severas. En este momento, numerosos militantes del sindicato de profesores están en prisión, como es el caso de Beheshti-Langaroodi, Bohlouli, Esmaïl Abdi, Abdol-reza Ghanbari, así como de Mohamad Habibi. Esta lista, por desgracia, no es exhaustiva.

El artículo 22 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), así como el artículo 8 del Paco Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), protegen el derecho de crear y de afiliarse a sindicatos. Irán es signatario de ambos tratados. Irán es también miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), pero no respeta los compromisos adquiridos en el marco de las convenciones internacionales de la OIT, que reconocen el derecho de los trabajadores iraníes a establecer sus organizaciones independientes.

Exigimos la anulación de todas las condenas injustas y contrarias a las libertades y derechos fundamentales, así como la liberación inmediata y sin condición de todos los activistas encarcelados por razón de sus actividades sindicales, en particular de Esmaïl Bakhsi y de Sépideh Ghalyani.

Reciba un cordial saludo

P.D.: Con copia a:

Sr. Hassan Rohani, Presidente de la República Islámica
Sr. Sadegh Larijani, Jefe de la Magistratura
Sr. Embajador de la República Islámica de Irán en París